Si no estás contento con tu trabajo pero cambiar ahora no es una opción, calma. Te digo que no todo está perdido. Hay una alternativa: intentar cambiar la manera como te relacionas con tu actividad profesional y con eso mejorar el panorama hasta que puedas empezar algo nuevo.